Trabalenguas




Trabalenguas



In our special episode about tongue twister we define what is it and we explain theirs characteristics in spanish language as a word play that contains a lot of phonetic resemblances. Tongue twister are difficult to pronounce because it must have told aloud, quickly, clearly and not wrong.

You can find in this episode many tongue twister with a difficult graduated, since easier to more difficult. You can find too the most classic and well known spanish tongue twister selection in order you can come near to this interesting wonder of the oral literature and you can another fun and amazing linguistic spanish topic: the "trabalenguas".


En nuestro episodio especial sobre "trabalenguas", se define y se explica qué es un trabalenguas en español, en tanto que juego de palabras que contienen muchas similitudes fonéticas. Ello hace que sean difíciles de pronunciar, sobre todo porque los trabalenguas se dicen en voz alta, deprisa, con claridad y, a ser posible, sin equivocarse.

En este episodio encontrarás muchos trabalenguas, graduados por niveles de dificultad, desde los más "sencillos", hasta los más complejos. Encontrarás, además, una selección de los trabalenguas más clásicos y conocidos en español, para que te aproximes a este interesante fenómeno lingüístico de la literatura oral y conozcas, más de cerca, otro de los aspectos más divertidos y sorprendentes del folclore lingüístico español.



 Esta es nuestra segunda celebración del primer aniversario de Spanishpdocast. Si en la primera os contamos chistes y nos reímos juntos, en ésta, espero que disfrutemos y nos divirtamos juntos también, practicando con trabalenguas. A ver, ¿qué es esto de los trabalenguas? Vamos a explicarlo ahora mismo.

Trabalenguas, t r a b a l e n g u a s, es una palabra compuesta por “traba” y “lengua”. ¿Qué quiere decir esto?

- Trabar quiere decir enredar, entorpecer, poner obstáculos a algo. 

- La lengua, todos sabéis qué es. 

Si trabas la lengua, si la entorpeces o la enredas, quiere decir que le pones obstáculos a su función de pronunciar bien los sonidos.

Un trabalenguas (con “s”, tanto en singular, como en plural) es una palabra, una locución, o un grupo de palabras, difíciles de pronunciar. Los trabalenguas están pensados para ser dichos:

- en voz alta 

- deprisa 

- y con la intención de que se equivoque, quien los dice.

Se plantea el trabalenguas como un juego de palabras que suelen contener fonemas, o grupos silábicos, similares. 

A veces, son composiciones con algo de sentido, con una mínima coherencia. Otras veces, son pequeñas historias sin ningún sentido, absurdas, si no es el sentido de retar al que los dice, a decirlo bien. En algunas ocasiones, incluso, son auténticos disparates semánticos, no tienen ningún sentido.

En realidad, los trabalenguas ponen a prueba

- la rapidez en la elocución 

- y la agilidad verbal de un hablante

porque la dificultad fonética del trabalenguas puede ser tan grande,que no siempre permite esa rapidez ni esa agilidad.

Os proponemos aprender unos cuantos trabalenguas como un buen ejercicio de pronunciación. Algunos, primero los diremos despacio, y después deprisa y con agilidad, como mandan los cánones. Otros, directamente deprisa, sin preparación, para que os ejercitéis con todas las modalidades.

Los trabalenguas son realmente un ejercicio lúdico ideal para ejercitar la lengua, la dicción, así como para animar a alguien a que intente decir cosas difíciles:

- con rapidez 

- con precisión 

- y sin errores.


Los trabalenguas están basados en la dificultad fonética de sus cantinelas y ello hace que sea muy divertido intentar decirlos, ya que todo el mundo se equivoca a menudo con ellos, provocando situaciones muy divertidas.

Los trabalenguas forman parte del folclore de cada país y pertenecen a la llamada literatura oral, o de transmisión oral. Quizás sea ésta la causa por la que encontramos tantas variantes de un mismo trabalenguas, dependiendo del área donde se dice.

Este tipo de textos son muy valisosos para jugar juegos verbales con los niños, los cuales aceptan el reto de intentar decirlos deprisa, sin equivocarse y con claridad. Y aceptan el reto de decir una serie de palabras encadenadas, difíciles de pronunciar. A los niños les encanta tararear las cancioncillas típicas de la infancia, tengan o no sentido, y también les encanta repetir e intentar vocalizar bien estas composiciones que ponen a prueba la boca más experta.


Bueno,  nuestra intención no es trabaros la lengua, ni haceros sentir mal cuando intentéis repetirlos. Nuestra intención es que os acerquéis amablemente a este fenómeno lingüístico para que podáis reconocer un trabalenguas cuando lo escuchéis. 


También nos gustaría que intentaseis decir algunos de los que os resulten más fáciles. Y que, si probáis con los difíciles, consideréis la equivocación fonética, como una cosa normal que a todos nos pasa, sin ningún tipo de frustración.¿Me lo prometéis? De acuerdo. 

En realidad, lo que pretendemos es que paséis un buen rato con nosotros, escuchando y repitiendo ese tipo de composiciones “dificilillas” que tienen todas las lenguas, pero que producen placer y diversión al intentar decirlas.

Y sin más, vamos allá. Me preparo…



Uno cortito, para empezar:

Con este puñal de acero, me descorazonaría yo.

Me descorazonaría quiere decir “me quitaría el corazón”.



Uno dedicado a los artistas callejeros que hacen caricaturas a los turistas, en La Rambla de Barcelona:

El caricaturista caricaturizó una caricatura muy caricaturizada de una cara caricaturesca.

Ay, señor…no sé si podré decirlo más deprisa…lo intento:

El caricaturista caricaturizó una caricatura muy caricaturizada de una cara caricaturesca.

Ay, ay, ay,…aquí se traba la lengua.



Vamos a practicar el sonido “k”:

Cómo quieres que te quiera

si el que quiero que me quiera

no me quiere

como quiero que me quiera


Éste, lo tenéis que intentar porque seguro que, leyéndolo en el texto de la guía PDF,…es difícil, pero se puede, se puede…



Otro cortito, con erres.

Dábale arroz a la zorra el abad.

Fijaos  porque éste sí que tiene un cierto sentido. Y es que dice que el abad, el sacerdote, le daba arroz a la zorra, pero está puesto de una manera en la que es más difícil pronunciarlo.

Tiene otro pequeño misterio y es que es un palíndromo. Un palíndromo es una palabra, o una locución o un grupo de palabras, que se lee exactamente igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. Y si no, decídmelo cuando lo veáis escrito. Ya veréis, qué interesante.s



Este que os digo a continuación es uno de los más populares y conocidos. Ejercita la pe y la jota:

La madre y la hija van a misa. La madre pisa paja y la hija paja pisa.

Yo recuerdo que, cuando yo era pequeña, me costó un montón aprender a decir este trabalenguas y acababa siempre diciendo: …”la hija pasa pija”, al revés. Pero si uno se ejercita, lo acaba diciendo.

Mmmmm…deprisa, con claridad y sin equivocarse.


Otro muy tradicional, para ejercitar la pe.

Paco Peco

chico rico

insultaba como un loco

a su tío Federico

y éste dijo

¡Poco a poco, Paco Peco, chico rico, poco pico!


Realmente, me ha dado la sensación de que hacía el loro, con tanto paco-peco-poco-pico. 



Para la che:

Pancha plancha con cuatro planchas

¿Con cuántas planchas plancha Pancha?

Toda la dificultad es ir combinando el nombre de mujer, “Pancha”, con el instrumento “plancha”, y es muy fácil equivocarse.



El que viene a continuación es un clásico indiscutible. Lo hemos oído muchas veces, durante la infancia y de mayores. No parece tan difícil…¡pero lo es! Cuando yo era pequeña, sólo se decía la primera oración: Tres tristes tigres comen trigo en un trigal. Pero ahora es más complejo. Muy bueno para trabajar la erre sencilla en diferentes posiciones. Escuchad:

Tres tristes tigres comen trigo en un trigal.

Tanto trigo tragan

que los tres tigres tragones

con el trigo se atragantan

Estoy como uno de esos dibujitos animados que les baja una gotita de sudor por la sien, porque esto de estar aquí, frente al micro, intentando no equivocarme, ¡buf!, cuesta un montón.



Uno de erre doble. No es muy difícil, excepto para aquellos que aún os cueste un poquito la erre doble en español.

Erre con erre, guitarra,

Erre con erre, carril;

rápido ruedan los carros,

rápido el ferrocarril.

Un montón de “erres”, ¿eh? Un saco de erres.



Uno muy divertido, muy simpático. El típico trabalenguas de la gallina y los pollitos, todos con adjetivos imposibles…

Tengo una gallina pinta, 

perlinta, pelizanca, repitiblanca, 

con sus pollitos pintos,

perlintos, pelizancos, repitiblancos.

Si la gallina no fuera pinta,

perlinta, pelizanca, repitiblanca,

los pollitos no serían pintos,

perlintos, pelizancos, repitiblancos.


Ja, ja, ja,…¡Me he quedado sin aire!



Otro clásico, es el del suelo enladrillado. Seguro que, a muchos de vosotros que estáis aprendiendo español, ya algún nativo os ha intentado torturar, retándoos a que repitiérais este trabalenguas, o, si no, quizás ya lo hayáis oído en alguna situación:

El suelo está enladrillado

Quién lo desenladrillará

El desenladrillador

Que lo desenladrille

Buen desenladrillador será.




Pero el que quizás no conozcáis es el del cielo entarabintantinculado…¡Huy, huy, huy…! Esto suena más difícil, ¿no? Vamos a ver si no se nos traba la lengua…

El cielo está entarabintanticulado

Quién lo desentarabintantinculará

El desentarabintantinculador

Que lo desentarabintantincule

Buen desentarabintanticulador será.

Me daría un “¡bravo!” a mí misma, si no es porque queda muy feo hacerlo…Pero éste cuesta.



Venga, ánimo, vamos a ejercitarnos con la sílaba “co”:

Compadre, cómprame un coco.

Compadre, coco no compro porque el que

poco coco come, poco coco compra:

Yo, como poco coco como,

poco coco compro.

Compadre, cómprame un coco.

¡Que no compro coco, ni como!

Yo creo que me estoy riendo más con esto, que con los chistes, pero sobre todo, del mal rato que estoy pasando yo para decir esto bien, porque se supone que yo tengo que quedar bien y no equivocarme…

Si os fijáis bien, veréis que tiene un cierto sentido el texto.



Otro trabalenguas muy típico es:

Yo tengo una cabra ética perlética porlán porlambrética

Si la cabra no fuera ética perlética porlán porlambrética

No pariera cabritos éticos perléticos porlán porlambréticos.

 


  Uno genial para ejercitarse con la che:

El dicho que a ti te han dicho

que has dicho que he dicho yo,

es mentira, no lo he dicho, 

pero aunque lo hubiera dicho,

mi dicho está mejor dicho

que el dicho que a ti te han dicho

que has dicho que he dicho yo.

Que acabas con la lengua hecha una “che”, pero que tiene también un sentido, pero que es extremadamente complejo explicarlo así, sólo a nivel…auditivo.

Si, después de este trabalenguas, alguien no mejora su pronunciación de la che,…¡dimitimos!



¡Cuidadito, cuidadito, con el próximo! Es un magnífico trabalenguas para practicas la ca y la jota, pero es fatal si te equivocas, porque puedes decir una cosa muuuuy feaaaaa…así, pues, atención:

Los cojines de la reina

Los cajones del sultán

¡Qué cojines!

¡Qué cajones!

¿En qué cajonera van?



Bueno, bueno, uno con tantas erres, que cuando lo acabas te pica la lengua, de tanta vibración. A ver si nos sale…

Parra tenía una perra, 

Guerra tenía una parra.

La perra de Parra subió a la parra de Guerra.

Guerra pegó con la porra a la perra de Parra.

Y Parra le dijo a Guerra:

-¿Por qué ha pegado Guerra con la porra a la perra de Parra?

Y Guerra contestó:

- Si la perra de Parra no hubiera subido a la parra de Guerra, Guerra no hubiese pegado con la porra a la perra de Parra.

¡Aaah!¡Muertos estamos! Nos pica la lengua, os lo aseguro.



Otro con la che:. Creo que este es muy famoso en toda Latinoamérica.

María Chucena techaba su choza.

Un techador que por allí pasaba, le dijo:

- María Chucena, ¿tú techas tu choza o techas la ajena?

- Ni techo mi choza, ni techo la ajena. Yo techo la choza de María Chucena.



En un foro de Yahoo, una participante propone trabalenguas realmente geniales, ya que son trabalenguas…¡sobre los trabalenguas! Desafortunadamente, sólo pudimos obtener su clave de participante, aunque nos hubiera gustado mucho poderla citar con nombre y apellidos, dada su genial aportación. Su password es Mexicali_87:


Luengas lenguas hacen falta

Para no trabalenguarse,

Si no tienes luenga lengua

Podrás trabarte la tuya

Y podrás desesperarte.


Este otro también es suyo:

Si al pronunciar te trabas

con las palabras, 

practica trabalenguas,

que trabalenguando,

trabalenguando,

te irás destrabalenguando.



Y ahora, uno de los que traba mucho la lengua, tanto…¡que se nos ha hecho un nudo!


Tricotaba doña Trini,

a ritmo de triqui triqui,

a ritmo de triquitrán,

triqui triqui, triquitera, 

triqui triqui, triquitrán.

Tricotosa tricotaba 

y doña Trini trinaba

pues el triqui triquitera

trastornaba a doña Trini

con su eterno triqui triqui,

con su triqui triquitrán.




Bueno, amigos, espero que se os haya trabado un poquito la lengua al intentar decir los trabalenguas, porque…¡para eso son! Y se nos “lengua la traba”…,¡ay, perdón!, se nos traba la lengua a todos, también a los hablantes nativos, porque decir estas extravagancias lingüísticas, nos hace a todos un nudo en la lengua.

Pero…¡ánimo! A poco que os ejercitéis con ellos, después, el español normal, os parecerá “coser y cantar” (mucho más fácil) y así habremos logrado nuestro objetivo: que hicieseis ejercicios de pronunciación, mientras pasábamos un buen rato.

La próxima semana continuamos celebrando nuestro primer aniversario, por lo que haremos un nuevo podcast festivo, diferente y lúdico. ¿El tema?: “Secreto, secreto,consulta el mamotreto”, que decíamos de pequeños.

Os enviamos nuestros mejores deseos desde Barcelona y esperamos vuestros comentarios, ya que, por escrito, no se notarán las agujetas de vuestra lengua…

Zaí Jián.

Auf wiedersehen. 

Ciao.

Bye.

Hasta pronto. Adiós.






http://www.spanishpodcast.org

info@spanishpodcast.org




 © Spanishpodcast, 2007-2014